viernes, 26 de diciembre de 2008

'El intercambio'



Hablar de Clint Eastwood es hablar de buen cine. Es difícil encontrar un director que como él consigue atrapar al espectador con historias interesantes y llenas de humanidad, y a la vez, de una calidad fuera de cualquier duda. El intercambio, es un claro ejemplo de la maestría de Eastwood, son dos horas de metraje que se pasan volando, ya que el director consigue que nos metamos de lleno en la escalofriante historia de Christine Collins. Madre soltera, un día Christine pierde a su hijo Walter, al cabo de un año, aparece un niño que dice ser el desaparecido Walter. La policía de Los Ángeles, corrupta y desprestigiada quiere dar carpetazo al asunto y se empeña en que se trata del pequeño Walter a pesar de que su madre lo niega una y otra vez. Para echar más tierra sobre el asunto, encierran a Christine en un pabellón psiquiátrico, hasta que en una granja se destapa uno de los episodios más sangrientos de la historia de EEUU, los conocidos como Crímenes de Wineville.
Angelina Jolie sobresale en esta película como Christine Collins, llevando todo el peso de la misma, y demostrando que, bajo las órdenes de un buen director, puede ser una actriz sobresaliente. En un segundo plano, pero sin dejar de brillar con luz propia, John Malkovich es un predicador que apoya la causa de esta madre.
Una película que engancha desde el primer minuto y que deja una sensación de desasosiego al salir del cine, al saber que se trata de un hecho real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada