jueves, 9 de septiembre de 2010

Las pequeñas virtudes de Natalia Ginzburg


Ya habréis visto que últimamente estoy menos lectora que nunca, eso es porque estoy haciendo estos días un curso de animación con Flash, y entre el tiempo que me quita y lo cansada que acabo el día, la mayoría de las veces acabo durmiéndome con el libro en las manos. Las pequeñas virtudes de Natalia Ginzburg (una recomendación que tomé de
Los libros de Teresa) ha sido por tanto, un libro perfecto para éstos días, porque es muy breve, y porque se divide en pequeños ensayos perfectos para leer en el metro (ojo, sólo si podéis concentraros de verdad en sitios con ruido, porque es de esos libros que dan bastante que pensar). Lo de ensayos que no asuste a nadie, porque si bien hay algunos que son reflexiones de la autora sobre la vida, el amor, el oficio de escribir o la educación; y otros sobre sus propias vivencias como el exilio durante la guerra; está todo escrito de manera novelada, así que podríamos decir incluso que se trata de un libro de relatos. Su lectura es muy amena, porque trata temas de lo más variados, y porque incluso cuando habla de sus propias experiencias, lo hace dándole a todo un enfoque universal con el que podemos sentirnos identificados.

Natalia y Leone Ginzburg

Natalia Ginzburg nació en Palermo en 1916, pero vivió muchos años en Turín donde conoció e hizo amistad con el también escritor Cesare Pavese (al que le dedica uno de los ensayos), del que ya hablé aquí a propósito de El bello verano. Proveniente de una familia acomodada y judía, con un fuerte ideario antifascista (tanto su padre como sus hermanos fueron detenidos y procesados por éstas ideas), se casó con Leone Ginzburg, un profesor de origen ruso de ideas también antifascistas que había estado en la cárcel por ellas. En 1940 el matrimonio junto a sus hijos tienen que exiliarse a un pueblo de los Abruzzos, al ser desterrado Leone por los fascistas, sin embargo, será detenido finalmente y torturado hasta la muerte en una cárcel de Roma. Natalia recoge éstos momentos tan duros, y nos habla de su vida en los Abruzzos o del hambre y la miseria que pasan durante la ocupación fascista. Pero también hay ensayos alegres, como cuando nos habla del tiempo que vivió en Londres donde es imposible no reírse de las extravagancias de los ingleses y de la incomprensión de ésta italiana que hecha de menos el sol y la buena comida. Me ha gustado especialmente uno de los ensayos en el que habla del amor a su esposo, pero en vez de hacerlo de una manera convencional, lo hace contraponiendo los caracteres tan diferentes de su marido y ella. Tan sólo le pondría una pega, y es que a veces la escritora se pone demasiado moralizante, especialmente cuando habla de la educación de los hijos, de lo que se espera de nosotros en la vida o de lo que está bien o mal. Quizá ésto sea algo más bien personal, pues no suelen gustarme los discursos moralizantes. Aún así, en conjunto es una obra y una escritora que merece la pena conocer, y una experiencia, la de su vida recogida en éstos breves ensayos, que merece ser leída.

** En la foto del libro podéis ver mi último capricho, una tetera que esconde debajo una taza y una bandeja (que recoge un diseño del Victoria & Albert Museum de Londres, ambos de la maravillosa tienda Living in London.

27 comentarios:

  1. Suena bien... tiene buena pinta, me lo apuntaré pues.

    Por cierto, bonita tetera jejejeje.

    Que tengas una buena tarde, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ummmmmm, yo ahora mismo no, mejor para otra época más tranquila
    Besos! y.....descansa!!

    ResponderEliminar
  3. ¿menos lectora que nunca? joer! :P

    ResponderEliminar
  4. Pues este no lo conocía.. de la misma autora tengo en mis pendientes "Querido Miguel".. tengo muchísimas ganas de leerlo..

    ResponderEliminar
  5. Parece interesante, Carol.
    La tetera es muy bonita. Yo colecciono (sin obsesiones) tazas de té y esas cosas. Estos modelos de tetera-taza me gustan mucho, aunque no los uso tanto como el mug, que es el formato estrella para mí (por lo de que el té se mantiene más calentito durante más tiempo).

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, y eso de que no estas lectora ...... hummmm, hummmm: ¡pues yo no doy a basto para poder seguiros!!

    ResponderEliminar
  7. Que preciosidad de vajilla tetera, te serivirá de buena compañera para las tardes frías de otoño/invierno. La verdad es que a mi tambíen me encantan esas cucadas y soy bebedora_degustadora de té pérdida.

    Coincido que lo de leer en metro/bus ensayos motiva`pensamientos es algo complicado. Ahora estoy con "Biografia de hambre" de Amélie Nothomb y trozo que leo en metro, trozo que re-leo en casa... Demasiada profundidad, el ruido de gentío no ayuda;(

    El libro no conocía, pero esta editoral (Acantilado¿?) siempre apuesta por libros interesantes, diferentes. Apunto pues, aunque creo que no del todo serán las "tierras literarias" por las que suelo perderme...
    Saludos y muuucha suerte con el Flash!!!;)

    ResponderEliminar
  8. Willy, ya me contarás qué te ha parecido si al final te animas!!

    Sonia, haces bien, es un libro que hay que estar concentrada, de esos que luego te paras a pensar en lo que has leído, si ahora no estás en ese momento déjalo mejor para otro, la lectura es siempre para disfrutar. Bsos!

    Raúl, je je, me parece que sí que estoy menos lectora, normalmente reseño de dos a tres libros por semana, y ésta ha sido sólo uno y además breve, es que estoy muy cansada para concentrarme en un libro, pero volveré a la carga :)

    Gise, ya me contarás qué tal Querido Miquel, le he echado el ojo pero prefiero leer una crítica antes de lanzarme. Un abrazo!!

    Icíar, a mí también me gustan mucho los mug, ésta tetera la ví y me enamoré no puede evitar traérmela a casa. Ja ja ja ya veo que nadie está de acuerdo conmigo en lo de que estoy menos lectora, pero es verdad que me está costando mucho concentrarme en los libros que leo. Bsos!

    Karo, me alegra que te guste la tetera, es verdad que es perfecta para el té de la tarde que yo nunca perdono, si vieras la de variedades de té que tengo en casa... Es verdad que esta editorial se sale de los libros y autores habituales. Muchos besos!!!

    Feliz fin de semana a todos!!

    ResponderEliminar
  9. Pues yo también creo que lo voy a dejar para otro momento, porque tengo mucha lectura pendiente.
    Y la tetera, una preciosidad ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me uno al club de los que lo dejan para otro momento, ahora tengo mil cosas para hacer y no podría concentrarme en un libro así. Me ha gustado mucho la tetera. Yo tengo por ahora sólo un juego de té que me regaló una amiga pero no lo uso, lo tengo de decoración, aunque mi casa parece una tetería, a mi chico y a mí nos encanta el té y tenemos de muchos sabores. Un besazo enorme y ánimo con el curso.

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. El libro me ha llamado la atención pero en este momento creo que necesito lecturas más ligeritas de hecho el ensayo que llevo entre manos me esta costando dios y ayuda de leer y no es porque no sea interesante, pero estoy cansada y me duermo con él despues de leer una o dos paginas. Lo apunto para mas adelante. Yo por lo escueto de mi vivienda que habitan 4 moradores no suelo coleccionar estas cosas, tengo mi juego de te, y soy una gran bebedora, y aprovecho para decirle a Goizeder que como aterrize en Madrid me paso por su teteria particular a degustar esos tes que pone en el comment, pedazo morro tengo ehm...

    ResponderEliminar
  12. Carmina, yo encantada, cuando vengas a Madrid me avisas y te invito a un té, vete eligiendo el sabor: regaliz, canela, frutas rojas, piña colada... Muchos besos!!

    Cuèntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante el libro que propones. La verdad que a veces leemos menos de lo que quisieramos pero el tiempo es oro...
    Me quedo con la referencia.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  15. Me gusta mucho leer tus comentarios sobre los libros que lees dando tu opinión personal
    Para la bandeja y la tetera no tengo palabras...tengo que volver a Londres solo por visitar el Victoria & Albert Museum,no pude hacerlo por falta de tiempo,preferí ir a la Tate Britain a ver una exposición que había de Constable y que no se iba a vover a repetir en mucho tiempo
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me voy poniendo con los blogs poco a poco y mira que me he perdido libros interesantes aquí: Kokoro, El embarazo de mi hermana, El corazón de las tinieblas... vaya lista. Y Mad Men, por supuesto.
    Lo que explicas de Natalia Ginzburg me ha parecido muy interesante, no he leído nada de ella pero sí de su hijo Carlo. Y si él ha heredado el talento de su madre, habrá que leerlo.

    ¡Veo que al final has ido a Living in London! ;)

    ResponderEliminar
  17. Quiero leerlo, tiene buena pinta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Muy buenas compi. Has leído "Dime quién soy" de Julia Navarro... es q quizás lo empiece esta semana...

    Te dejo un abrazo grande y q tengas una feliz semani...

    ResponderEliminar
  19. Luisa, me alegra que te guste la tetera, fue amor a primera vista je je. Bsos!

    Goizeder, a mí también me encanta el té, no puedo evitar cuando paso por alguna tienda con mil variedades comprar uno nuevo. Mi último descubrimiento es el té verde con cereza japonesa, cómo no! :)

    Carmina, a mí también me ha costado más leer éste libro, entre que estaba cansada y que el ensayo es más duro que la novela me dormía como tú. Mi pisito (de alquiler) es mínimo, yo creo que ni llega a los 60 metros cuadrados, así que evito comprar cosas de decoración, pero con ésta tetera no he podido resistirme :)

    Ah, chicas, me uno a esa degustación de tés je je je Besos!

    La sonrisa de hiperión, bienvenido! Muchas gracias por tus palabras, espero seguir viéntote por aquí. Un abrazo

    María, es cierto lo que dices, pero con el vicio que tenemos si pudiéramos no haríamos otra cosa más que leer :) A veces no queda más remedio que ser selectiva. Un abrazo!

    Princesa Nadie, el V&A Museum es una maravilla, cuando vuelvas a Londres no puedes perdértelo. Me alegra siempre mucho verte por aquí. Bsos!

    littleEmily, sí la lista ha ido creciendo mucho durante el verano, como he tenido más tiempo... De su hijo Carlo tengo que leer algo, que lo tengo pendiente. Y sí, por fin he comprado algo en Living in London después de un par de visitas con las manos vacías, me encanta ésta tienda, me lo llevaría todo!! :)

    ladymaria, si al final te decides ya me contarás qué te ha parecido, es un libro muy interesante. Bsos!

    Willy, pues no lo he leído, ya ves que soy más de literartura extranjera que en español, pero buscaré referencias. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Hola Carol, que bien que te haya gustado, es un pequeño libro pero lleno de reflexiones muy interesantes. No sabría decir que relato me ha gsutado más todos ellos son bueno, pero quizás el de su amigo y pequeñas virtudes son los que más me han hecho pensar.
    Un saludo
    Teresa

    ResponderEliminar
  21. Teresa, muchas gracias por hacerme conocer éste libro, lo he disfrutado mucho. Quizá no sea el relato más profundo, pero sí el que más me ha gustado y conmovido, en el que habla de las diferencias entre ella y su marido. Un besazo!

    ResponderEliminar
  22. Tengo este libro apuntado en mi lista desde hace no sé cuánto tiempo. Tu reseña me ha hecho recordarlo y darle un impulso... tiene muy buena pinta.

    ¡Qué curiosa la tetera! ¡Nunca había visto un dos en uno así!

    ResponderEliminar
  23. Lahierbaroja, anímate, de verdad es un libro que vale la pena. La tetera es muy original ¿verdad? A mí también me llamo mucho la atención cuando la vi, por eso no pude resistirme. Bsos!

    ResponderEliminar
  24. Antes que nada decirte que la tetera es una monada, me dan ganas de estar sentadita en un sillón, con un pijamita de invierno y unos patucos calentitos y tomarme un poquito de ese té, que hoy compartes con todos nosotros.
    Un beso grandísimo Carol y gracias por todo ese cariño y amor con el que nos transmites la lectura.

    ResponderEliminar
  25. Chari, me alegra que te guste la tetera, acabas de describir exactamente lo que haré con ella este invierno je je, aunque ya la he usado unas cuantas veces. Un beso a tí y muchas gracias por tus palabras, siempre tan cariñosas. Un besazo!

    ResponderEliminar
  26. Yo colecciono tazas, no sé porqué siempre acabo comprando una cuando viajo...
    Y chica, nada, que parece que hayas tomado prestada mi libreta de autores que leer porque cuando supe de la historia de esta escritora enseguida me interesé por ella.

    Dicen que también es muy buena la escritora Maeve Brennan; por si quieres probar algo de ella.

    ResponderEliminar
  27. Vero, por desgracia yo no puedo coleccionar nada porque vivo en un minopiso, pero cuando veo algo bonito de verdad no puedo dejar de darme el gusto. Je je, lo de la libreta me ha hecho gracia, te imagino como a mí apuntando futuras lecturas. Me apunto de hecho a Brennan, muchas gracias por tu recomendación. Bsos!

    ResponderEliminar