lunes, 7 de mayo de 2012

'Corre, Conejo' de John Updike

Photobucket

Título: Corre, Conejo (Rabbit, run)
Autor: John Updike
Editorial: Tusquets (marzo 2010)
Año de publicación: 1960
Páginas: 368
Precio: 8,61 euros


"Si tienes el valor suficiente para ser tu mismo, otros pagarán el precio por ti" 

En nuestros planes de lectura todos los lectores tenemos, en mente o en papel, una lista de libros imprescindibles, de clásicos que en un momento u otro de nuestra vida sabemos que queremos acabar leyendo. Corre, Conejo es uno de ellos. Presente en todos esos listados de "novelas que hay que leer", es ya un clásico moderno por derecho propio, y como tal, encontramos una lectura algo densa y complicada, pero muy gratificante cuando cerramos el libro. Tras haber leído las últimas líneas sabemos que ese esfuerzo ha valido la pena. La historia nos sitúa en los suburbios de la ciudad imaginaria de Brewer, en el estado de Pennsylvania. Harry Amstrong, apodado Conejo, es un hombre de 26 años casado, con un hijo de dos años y con otro bebé en camino. Su vida es anodina y gris, un norteamericano más de clase media, viviendo en una población en la que nunca pasa nada, en la que ha nacido y en la que previsiblemente vivirá toda su vida y donde morirá, con un trabajo aburrido y un matrimonio que no le hace sentir nada. Hasta que un día, de camino a casa, Harry recuerda sus años de juventud como estrella del equipo de baloncesto jugando con un grupo de chavales que encuentra en la calle. Ese pequeño instante, ese momento que le ha recordado quién era realmente, le hace darse cuenta de que ha perdido el control de su vida, que no sabe lo que quiere pero que sí que sabe exactamente lo que no quiere. Harry sale de casa a comprar tabaco (un tópico ya muy manido pero que por lo visto tiene su inicio con esta novela) y decide no volver más, en una huida sin sentido en busca de algo que no sabe qué es, dando vueltas sobre sí mismo. Porque parece que, por mucho que lo intente, es incapaz de huir de Brewer y de esa vida que le asfixia. A su alrededor, todos tratarán de que regrese con su mujer, al camino establecido, a lo que se debe hacer, sin preguntar en ningún momento qué es lo que él quiere, conduciéndole de este modo a un final trágico e inesperado.

Robert Frank, The Americans

"Tuve la sensación de que mi vida se reducía a eso, a traerle esto o aquello y poner remedio a sus continuos estropicios. No sé, me pareció como si estuviera encerrado con un montón de juguetes rotos, vasos vacíos, un televisor siempre encendido, obligado a comer tarde y sin ninguna salida. Entonces, de repente, comprendí lo fácil que sería librarme de todo eso, sólo tenía que cruzar la puerta y... lo fue, resultó facilísimo"



El tema quizá haya quedado algo obsoleto (aunque para algunas personas no tanto) en una sociedad en la que la libertad es cada vez mayor. Pero ¿cómo debieron sentirse todas esas personas que con apenas veinte años tenían que, no solo vivir una vida de adultos que no querían, sino además fingir y adoptar el aire serio y formal de lo que se suponía que debía ser un adulto? Updike más bien quiso criticar la huida, la falta de madurez y el no hacerse cargo de las responsabilidades que conlleva la edad. Por mi parte, la lectura que he hecho y lo que veo crítico es el obligar a alguien a hacer o comportarse de una manera que no quiere. El hecho de ser adulto no quiere decir que uno deba comportarse de una manera determinada, dictaminada además por los demás. Harry Conejo es un personaje despreciable donde los haya: cobarde, liante, egoísta, pero no por ello podemos dejar de sentir lástima por él, por la vida en la que se ha visto atrapado y de la que le es imposible escapar, solo puede dar más y más vueltas alrededor de la ciudad que le ha visto nacer y de la que previsiblemente no saldrá jamás, de una mujer a la que no quiere, de un trabajo que no le aporta nada, de una vida vacía. Pero lo peor no es que esté atrapado en ella, sino que le es imposible escapar, todos los esfuerzos que hace son infructuosos, la vida está diseñada de tal modo que, cuanto más trata de huir, más atrapado se encuentra.


Robert Frank, The Americans
Contaba Updike que escribió esta novela como respuesta a la célebre En el camino de Jack Kerouac. Updike despreciaba esa idea un tanto romántica de lanzarse a la carretera, dejar todo atrás y irse a la aventura, su postura con esta novela es la de preguntarse qué sucede cuando uno se marcha, cómo queda tu vida y la gente que la compone. Os podéis imaginar que yo me decanto totalmente por Kerouac, el camino ya sea exterior o interior, es algo que ha de hacerse, ponerse límites lo único que hace es que aborrezcamos aquello a lo que en teoría deberíamos estar atados. De hecho, nadie huye de una vida feliz, el que huye es porque lo que deja atrás, aunque tenga apariencia de felicidad, no lo es.


Robert Frank, The Americans


La novela puede leerse así como una crítica a la sociedad bienpensante norteamericana de finales de los años 50, en los que temas como el divorcio o la sexualidad abierta eran un completo tabú. En ese sentido, el libro fue enormemente valiente para la época ya que además de describir escenas sexuales sin ningún tipo de pudor, habla abiertamente de la religión o la falta de ella y la influencia tan grande que tenía en una sociedad cada vez menos creyente pero que de cara a la galería tenía que aparentar. Los personajes son lo mejor de todo, desde el cínico y egoísta Harry, pasando por su mujer alcohólica, por el antiguo entrenador de Conejo, un hombre acabado que no deja de engañar a su mujer pero que a la vez sermonea a su antiguo alumno para que vuelva con la suya, o el cura que azuza a Harry para que haga "lo correcto". El estilo es sumamente realista y detallista, con largas y exhaustivas descripciones que hacen que la lectura sea un tanto densa, aunque también con diálogos muy vivos que dan el contrapunto a los trozos descriptivos. Con un final impactante, inesperado y duro, la novela se cierra con una nueva huida, una huida que como las veces anteriores, resulta un correr en círculos más que una huida hacia delante.


John Updike


Corre, Conejo es la primera de una serie de novelas que llevarían a la fama a John Updike, compuesta por El regreso de Conejo, Conejo es rico, Conejo en Paz y Conejo en el Recuerdo. Con Conejo es rico y Conejo en Paz ganó dos Premios Pulitzer, uno en 1982 y otro en 1991. Además, recibió el National Book Award en 1964 y el National Book Critics Circle Award dos veces, en 1981 y en 1990. Las siguientes novelas dedicadas a Harry Conejo Amstrong siguen sus andanzas, a pesar de ello, esta de la que os hablo se puede leer de forma independiente y es autoconclusiva. He aprovechado para ilustrar la entrada con imágenes del fantástico fotógrafo Robert Frank, nacido en 1924 en Zúrich (Suiza), de su libro más popular, The Americans, publicado en 1958, en el que retrata a la sociedad norteamericana. Frank retrató asimismo a la Generación beat y se relacionó con Kerouac y Ginsberg, entre otros, con quienes colaboró en proyectos donde sus fotografías se unían a textos de estos magníficos escritores.

40 comentarios:

  1. Sí, sin duda es uno de mis imprescindibles también, lo quiero leer en un futuro pero ya sabía que no era un libro fácil y ahora mismo no me apetece. Eso sí, en mi lista de futuros libros está :)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este tipo de libros nunca son fáciles, aunque, como digo, al terminarlos vale la pena haber hecho el esfuerzo. Espero que te guste cuando te animes. Bsos!

      Eliminar
  2. Yo creo, Carol, que a veces se huye en busca de una felicidad irreal, soñada, y se deja atrás la verdadera. Pero solo tras la huida y el viaje se puede uno dar cuenta.
    Besines y feliz lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces si, en este libro no es el caso, además creo que por muy soñador que se sea, si se es feliz, no se huye de esa felicidad. Un beso

      Eliminar
  3. Es uno de mis libros pendientes. Ese de la huida es un tema complicado. Creo que el problema es decir el primer sí con la boca pequeña a algo que no nos convence. Ese sí te atrapa ya de por vida porque ese sí te obligará a decir otros muchos más que te acabarán apartando cada vez más de lo que querías.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo tenía pendiente desde hacía un montón de tiempo y por fin me he animado. coincido con lo que dices, tras el primer si, sin convicción, es difícil salir de esas redes. Bsos

      Eliminar
  4. Dices que es uno de los imprescindibles, y yo jamás había oído hablar de el. ¡Cuánto me queda! He leído tu reseña con interés, y, pese a que el tema pueda ser un poco obsoleto en los días de hoy, creo que es una novela que podría gustarme. Además creo que son las historias más impactantes y duras las que se ganan la intemporalidad. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es uno de los clásicos de la literatura norteamericana del XX y premio Pulitzer (un premio al que personalmente hago siempre mucho caso, no suele defraudarme nunca). Espero que lo disfrutes si te animas finalmente. Bsos

      Eliminar
  5. Lo conocía, pero no me había planteado leer este libro hasta ahora que he leído tu reseña. Por lo que cuentas, me va a gustar mucho. No puedo dejarlo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra haberte animado, creo que es uno de esos libros que aporta, y mucho, y de los que te acuerdas tiempo después de haberlo leído. Un besazo

      Eliminar
  6. Me la apunto. Ahora estoy con 22-11-63 y el retrato que hace King de esa época me parece muy interesante. Es una buena oportunidad para conocer otro punto de vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Q suerte!! Y qué envidia me das, tengo un montón de ganas del libro de Stephen King, me encanta la ambientación y época en que lo sitúa, pero me temo que hasta que no salga en bolsillo, nada de nada. Un abrazo

      Eliminar
  7. No lo he leído ni tampoco el resto de los conejos. Después de tu impecable reseña lo tendré en cuenta, que veo que es de los que de verdad hay que leer. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, de momento, no creo que me lance a leer el resto, pero este creo que es un imprescindible. Un beso

      Eliminar
  8. No conocía este libro. Gracias por dárnoslo a conocer. Me lo apunto, por lo que nos cuentas en tu reseña creo que me gustará. Yo también tengo una lista dedicada a aquellos libros clásicos que quiero leer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte y dejar tu opinión, ja ja creo que todos los lectores empedernidos tenemos un montón de cuadernos y papelitos por toda la casa con listas interminables de autores y libros que queremos leer :D Un beso

      Eliminar
  9. Pues sí, creo que es de esos libros de obligada lectura que muchos tenemos pendientes... yo la primera =)
    Buena reseña Carol =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo lo tenía en lista desde hace tiempo, me daba pereza porque sabía que no iba a ser fácil, pero me alegro un montón de haberme decidido. Un besote

      Eliminar
  10. así que lo de "ir a comprar tabaco" nació en este libro, interesante. pendiente lo tengo yo también, como tantos otros imprescindibles. me resulta muy apetecible, además.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja ja pues si, a mi lo de que naciera con este libro me hizo mucha gracia, porque ahora es un pedazo de topicazo. Me alegra haberte recordado este imprescindible. Un abrazo

      Eliminar
  11. Conocía al autor, pero no este libro. Me ha parecido, por tu reseña, realmente interesante y además si dices que es uno de esos libros que hay que leer, sin duda me lo apunto.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste entonces, como digo, es uno de esos libros que no dejas de encontrarte en todas las listas de libros que hay que leer, por mi parte puedo decir que si, que merece estar en ellas, es muy bueno. Un besazo

      Eliminar
  12. Pues no lo conocía, me hace duda lo de que sea un poco densa y compleja, pero el argumento si que me atrae, puedeque la lea en un futuro. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que es denso viene especialmente en que es muy descriptiva y se pierde mucho en los detalles, algo que suele ralentizar las lecturas, pero de verdad que vale la pena. Bsos

      Eliminar
  13. Una lectura para tenr en cuenta, sin duda. ¿La fotografía la has hecho en tu terraza? Esta preciosa. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te interese el libro. La foto está hecha en las escaleras de la entrada de la casa de mis padres, ya me gustaría a mí tener algo así en mi pisillo :D Un besazo

      Eliminar
  14. Tiene muy buena pinta :) Me lo anoto!! En tu blog descubro libros super interesantes de los cuales no tenía ni idea!! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que descubras libros aquí, esa es la idea ¿no? que nos recomendemos cosas que no conocemos, así aprendemos todos. Espero que te guste. Un beso

      Eliminar
  15. Se ve muy interesante, curioso, muy novedoso. Voy a mirarlo en la librería la próxima vez que la visite. Como dice Kristineta arriba, aquí encuentro libros que en ningún otro lugar podría conocer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tengas suerte y lo encuentres, seguro que si, me alegra que veas cosas que te interesen aquí. Un abrazo

      Eliminar
  16. Me han encantado las fotos que acompañan a la estupenda reseña que has hecho del libro de Updike, sin embargo, no me termina de llamar la atención y lo dejo pasar.
    Musus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fotos son una maravilla ¿verdad? eres la única que lo dice, creo además que le van perfectas a la novela. Muchos besos

      Eliminar
  17. Me sonaba el nombre del autor, pero no lo ubicaba con un estilo o trama determinada. Escuchándote me ha quedado bastante más claro. La huida o la no huida. Puede que como dices hoy en día no sea igual, también como tú, creo que hoy en día, se vive con muchas menos ataduras, incluso teniéndolas. En aquellos "felices" años 50, una época que no me gusta nada, era todo, parece ser, mucho más cara al escaparate, y con roles muchos más determinados que no puede sino asfixiar. Yo le llamo la "época de jugar a las casitas" o de "jugar a mamás y a papás".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes quién es John Updike. Lo has explicado a la perfección, los años 50 fueron pura fachada para mucha gente, algo que retrata muy bien esta novela y ese "jugar a las casitas" es la trampa en la que se ve atrapado el protagonista. Un besazo

      Eliminar
  18. No leí el libro pero el tema planteado me parece que da para más de un debate. Según lo que planteas la idea de Kerouac parece la más acertada pero Updike parece burlarse un poco y demostrar que esa libertad pretendida no es tan fácil de conseguir cuando has asumido ya varias responsabilidades que no solo pasan por ti. Me gusta el tema porque además ya me imagino las apariencias y ataduras de aquella época en dónde el ser feliz está relegado a una estructura que parece en serie: un buen trabajo, casarse, tener hijos, casa impecable, auto y perro. Ja!
    En algún punto me hizo recordar a Fante con su novela "Llenos de vida" que si bien es totalmente diferente, se burla de estos prototipos sociales. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con lo que dices, Updike se pone en plan crítico con la idea romántica de la huida de Kerouac y asienta los pies en la tierra a la hora de analizar las consecuencias de esta. Es verdad que puede recordar al libro de Fante en muchos aspectos, aunque aquel lo cargaba con mucho humor y esta es bastante más trágico. Muchos besos

      Eliminar
  19. Yo tengo la novela gracias a una colección que venía con el periódico pero no lo he llegado a leer. Me ha llamado la atención por tu reseña y lo veo con mejores ojos. Lo tendré presente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo tenía en el punto de mira desde hace años pero nunca me atrevía, pensaba que iba a ser un libro "aburrido" y aunque denso, he de decir que me alegro mucho de haberlo leído, es muy buena novela. Un abrazo

      Eliminar
  20. Acabo de leer esta reseña y no he podido evitar a pesar del tiempo que ha pasado desde que la hiciste, felicitarte por la manera tan maravillosa de escribirla.
    Tienes mucho talento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, comentarios como el tuyo son los que hacen que siga escribiendo en el blog, de nuevo, muchas gracias por tus palabras. Un abrazo

      Eliminar