jueves, 5 de marzo de 2009

El curioso caso de Benjamin Button


Mucho se ha hablado ya de El curioso caso de Benjamin Button, he de reconocer que David Fincher es uno de los directores actuales que más me gustan: El club de la lucha, Zodiac o Seven, son películas de las que nunca me canso. Quizá tenía puestas demasiadas expectativas en el film: me gusta el director, me encantan los protagonistas, Brad Pitt y Cate Blanchett, y Fitzgerald es una apuesta segura (se basa en uno de sus relatos). Y aunque me gustó mucho, tengo que decir que esperaba más. La historia es bonita, especialmente la historia de amor entre los protagonistas, el ritmo es trepidante y las tres horas no se hacen para nada largas... Pero pensaba que retrataría más los momentos históricos en los que vive el protagonista, no se le puede poner una cinta en la cabeza a Brad Pitt y montarle en una moto, y decir que eso retrata la época hippie. Independientemente de esto, salí hecha polvo, pensaba que iba a ver una bonita historia de amor que me subiría el ánimo, y todo lo contrario, me deprimió muchísimo. Reconozco que estaba ya bastante sensibilizada, el 4 de marzo fue mi cumpleaños (31), y se me va haciendo duro ir diciéndole adiós a la juventud, además, mi obsesión y pánico por la muerte, no ayuda mucho. Lo he comentado con otras personas que no lo han visto así, pero para mí la película es una sucesión de muertes, la muerte está presente continuamente, y el final no es nada esperanzador. A pesar de ello, repito, me gustó mucho, aunque me alegro de que Slumdog Millionaire se llevase todos los Oscar importantes, lo merecía más.
A continuación dejo algunas de las frases de la peli que más me han gustado.

Nunca es demasiado tarde o pronto para ser quien queremos ser
No hay límite de tiempo, puedes empezar cuando quieras
La vida no se mide en minutos, se mide en momentos
Estaba pensando que nada es para siempre, y lo triste que resulta
Puedes estar furioso como un perro rabioso por como salieron las cosas. Puedes insultar, puedes maldecir al destino pero cuando se acerca el final debes resignarte

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada