jueves, 12 de marzo de 2009

Vuelve Juan Perro


Está claro que
Juan Perro sigue contando con el fervor de su público. No hizo falta más que ver cómo colgaban ayer el cartel de completo en la sala Sol, y cómo se agolpaba el público a sus puertas para ver a un Santiago Auserón que se ha convertido ya en figura legendaria de la música en España. Son pocos los solistas que consiguen un triunfo así, después de haber liderado bandas de gran éxito, haga lo que haga, Auserón tiene a sus incondicionales apoyándole, un extraño caso que vemos en contadas ocasiones, quizá otro caso destacable sea el de Bunbury, otro artista que mueve masas haga lo que haga. Pero volviendo al concierto de anoche, es de justicia decir que Juan Perro triunfó. Y no sólo porque la sala estaba llena hasta la bandera, ni porque el público coreara con pasión canciones que parecen haberse convertido ya en himnos. Lo más destacable de todo fue la potencia de voz de Auserón, algo que se echa cada vez más de menos en las actuaciones en directo, sin trampa ni cartón, tan sólo una gran voz con grandes textos a sus espaldas. Y todo ello respaldado por una banda de músicos cubanos de una calidad excepcional. Dicho esto, aclaro que no soy seguidora de Santiago Auserón, ni en su etapa con Radio Futura ni en sus incursiones en solitario, además ayer no era el día más indicado para mí para ir a un concierto -estaba de calmantes hasta las cejas y con la espalda realmente hecha polvo y un dolor de cabeza de los que hacen historia-, aún así disfrute mucho del concierto. Auserón supo crear un ambiente intimista en el que fue hilando canción tras canción, dándoles a todas un toque personal y nuevo, incluso sus grandes éxitos sonaban rejuvenecidos. Auserón es uno de esos artistas a los que no se puede pasar por alto, uno de esos pequeños genios no siempre valorados en su justa medida, que han escrito la historia de la música en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada