martes, 3 de marzo de 2009

Francis Bacon: el horror encerrado en un cuadro



"Si se piensa que mis obras son violentas es que no se ha pensado previamente en la vida...
No llego a ser tan violento como la propia vida". Eso decía el pintor Francis Bacon, sin embargo, quien se acerque al Museo del Prado hasta el 19 de abril, discrepará con el artista. Es una muestra imprescindible, de la que se pueden decir pocas cosas. Impactante como pocas, se sale de allí con una gran sensación de desasosiego y angustia. Por una parte, es algo positivo, ya que el arte debería mover siempre a un sentimiento, como en este caso, aunque por otro, llega a aborrecer al espectador. Yo por lo menos, en los últimos cuadros optaba por mirar lo menos posible, era difícil no apartar la mirada. Dolor, sufrimiento, angustia, miedo. Es lo que Bacon transmite, Hay que verla, no hay palabras que definan un sentimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada