miércoles, 19 de agosto de 2009

Enemigos públicos: Dando caza a John Dillinger, enemigo público número 1


Michael Mann
, Johnny Depp y Christian Bale juntos en una película, Enemigos públicos, ¿qué puede salir de todo esto más que un excelente film? Pues así es, confieso que tanto Depp como Bale son dos de mis actores favoritos, han sabido crear un equilibrio perfecto -especialmente Bale- entre cine comercial y grandes interpretaciones sin caer en proyectos ridículos sólo por dinero o por el afán de fama rápida, ellos no lo necesitan, son dos grandísimos actores, y no dejan de demostrarlo. El hecho de que en la película se hable de John Dillinger el enemigo público número 1, un ladrón de bancos aclamado por las masas angustiadas por la crisis económica tras el crack del 29, al que la policía no consigue atrapar, sólo hace que acrecentar el interés del mismo. Mann utiliza en esta película una forma de rodar hiperrealista, que nos mete de lleno en la acción, además, cada una de las escenas está perfectamente coreografiada, tanto en movimientos como en una música especialmente escogida para cada momento. Hay que destacar también el papel de Marion Cotillard- Edith Piaf en La vida en rosa- que da vida a la sufrida novia de Dillinger, juntos, logran momentos de lo más románticos y consiguen humanizar aun más si es posible a este antihéroe. La película tiene ritmo, es ágil, no deja ni un momento de sorprendernos, tiene acción, humor, drama, romance, no le falta nada para atraer a todo tipo de público. Eso sí, no es el biopic al uso en el que se cuenta desde la infancia desdichada del personaje hasta su trágico final, el film trata de ser lo más realista posible y meternos de lleno en él como si fuésemos un personaje más. A pesar de mi predilección por Christian Bale, soberbio en su papel de policía incansable luchador contra los enemigos públicos, en esta ocasión es Johnny Depp quien nos vuelve a sorprender con su maestría y su amplio bagaje de registros. Con él nos acercamos a Dilinger, le entendemos, nos hacemos sus amigos, sus cómplices, nos enamoramos de él, pero también vemos sus debilidades, su ego desmedido, sus errores, su humanidad, en definitiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada