miércoles, 25 de noviembre de 2009

Continúa la fiebre vampírica con Luna Nueva


Ya confesé en su momento haberme enganchado a las novelas de
Crepúsculo, un fenómeno que no deja de sorprenderme a pesar de todo, y es que la nueva película de la saga, Luna Nueva, ha recaudado ya en el primer fin de semana de su estreno más de 10.000.000€ (más de 1.600.000 espectadores).Como siempre advierto, la historia no es nada del otro mundo, ni mucho menos una buena peli, pero es entretenida, y ésta, ha subsanado uno de los mayores fallos de los que me quejaba en su primera entrega Crespúsculo, y que son los efectos especiales. Si en la primera eran bastante lamentables, en ésta son realmente buenos, especialmente en lo que respecta a la transformación en lobos de la tribu de los quileutes. La historia es bastante simple, para mi gusto el más flojo de los libros de la saga: el vampiro Edward decide abandonar a Bella porque considera que pone en peligro su vida, ésta lo pasa fatal y sólo consigue sentirse bien poniendo su vida en riesgo. En estas, descubre que su amigo Jacob es un hombre lobo y que empiezan a sentir algo el uno por el otro. Lo dicho, lo mejor, los efectos especiales, lo peor, que hayan querido darle un tono tan cursi al film, pero en definitiva, es una peli para pasar el rato, entretenida y digna sucesora de la saga, esperemos que las próximas entregas sigan subiendo el listón como hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada