viernes, 13 de noviembre de 2009

Nace la novela gótica de terror: El castillo de Otranto de Horace Walpole

El castillo de Otranto de Horace Walpole está considerada la novela que da el pistoletazo de salida a la novela gótica de terror. Y menudo comienzo es este. En ella podemos encontrar todos los elementos que luego hicieron grandes a Mary Shelley, Bram Stoker o Louis Stevenson. Hay intriga y misterio, castillos encantados, fantasmas, venganzas e intrigas, amor, muerte, príncipes y princesas, reyes malvados y caballeros medievales dispuestos a todo por su amada. Es una novela breve y se hace más corta aún porque atrapa desde la primera hasta la última página. Quizá haya pasajes un poco más tediosos, y es justo decir que el autor se recrea demasiado en un lenguaje pomposo que pretende imitar lo que él creía que era el lenguaje de los nobles de la Edad Media. Pero a quien le guste la novela gótica de terror va a disfrutar muchísimo con esta novela, incluso ese lenguaje acartonado y anticuado es parte del encanto de la misma. La novela narra la historia del usurpador del trono de Otranto, Manfredo, que tiene que enfrentarse a una maldición que dice que cuando el legítimo heredero del castillo no quepa en él, deberá abandonarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada